viernes, 3 de febrero de 2017

Cómo forrar un molde de jabón

Hace unos días, en Instagram, intenté ayudar a una compañera jabonera a simplificar un poco la tarea de forrar moldes, no sé si lo conseguí (entre otras cosas porque la explicación la tuve que hacer en inglés y no quiero ni pensar en las diferencias entre lo que yo pretendía decir y lo que dije realmente...). Esto me recordó los quebraderos de cabeza que me produjo en su día la tarea de forrar el molde, miré en un montón de sitios, rebusqué por todo internet y, aunque encontré algún buen tutorial explicando cómo preparar el forro para que no queden arrugas y éstas no se marquen en el jabón, a mí se me seguía dando fatal. Ha pasado mucho tiempo de aquello y este tipo de cosas, una vez superadas, se olvidan con facilidad. Al final encontré mi propio modo de hacerlo, me parece más rápido, seguro y económico que los otros que he probado. Lo voy a explicar lo mejor que pueda por si a alguien le sirve de ayuda.

Necesitamos, como es obvio, papel de horno, pero también un par de trozos de plástico duro (polipropileno), del que llevan los cuadernos escolares. Los trozos de plástico los cortaremos a la medida de los lados cortos y los utilizaremos para cubrirlos y así ahorrarnos una tira de papel de horno.


PASO Nº 1. Tomamos la medida que necesitamos de papel y lo cortamos con cuidado.


PASO Nº 2. Como el papel no tendrá el ancho exacto, lo superponemos al molde, marcamos la medida y doblamos para ajustarlo.


PASO Nº 3. Para centrar bien el papel en el molde, lo doblamos por la mitad y hacemos una marca que nos servirá como referencia a la hora de colocarlo dentro.




PASO Nº 4. Introducimos el papel en el molde y marcamos con la uña uno de los lados.


PASO Nº 5. Sacamos el papel y doblamos por la marca que acabamos de hacer.


PASO Nº 6. Ajustamos el doblez a uno de los lados y, sujetándolo, marcamos el otro. Repetimos la operación anterior, sacamos el papel del molde y doblamos por la marca.


PASO Nº 7. Volvemos a meter el papel en el molde y terminamos de darle forma al forro marcando los dobleces que ajustan en el borde superior del molde, así quedará perfectamente ajustado y no se harán arrugas.




PASO Nº 8. Con una goma grande, sujetamos el papel para que no se mueva.


PASO Nº 9. Ya sólo queda colocar los trozos de plástico en las extremos para tener un molde perfectamente forrado y sin ninguna arruga.




Cuando desmoldemos el jabón, tendremos que ayudarnos de un cuchillo para despegar el plástico de los extremos, salvo que hayamos sido muy pacientes y el jabón esté suficientemente seco.

Espero que esta larguísima explicación os sirva de ayuda a aquellos que os iniciáis en este maravilloso mundo.


2 comentarios:

  1. Muy bien explicado, la próxima vez lo probaré, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Leceriel! Ya me contarás qué tal se te da.Gracias por el comentario y por la visita. Es curioso, porque justamente hoy me he pasado por tu blog, me ha encantado tu última entrada, pero mejor te lo digo por ahí ;)

      Eliminar